Cómo elegir el material de protección adecuado para la Construcción

 

Equipos de Protección (EPP) para la Construcción, tu mejor aliado.

En un reciente informe publicado por la Real Sociedad para la Prevención de accidentes (RoSPA en sus siglas en inglés), se estima que cerca de 12.000 empleados de la construcción en todo el mundo mueren cada año debido a estar expuestos a unas condiciones perjudiciales de trabajo. Datos alentadores que demuestran la importancia de la seguridad en los equipos de trabajo adecuados y en mayor medida si cabe en el sector de la construcción.

 

plataformas elevadoras valencia

 

Los Equipos de Protección (EPP) no deberían ser el primer paso

Puede sonar extraño, pero los Equipos de Protección no son el objeto primordial a la hora de prevenir riesgos laborales.

Tal y como cita la Ejecutiva de Salud y Seguridad (HSE en sus siglas en inglés), los Equipos de Protección entran en juego una vez se han diseñado e implementado el resto de medidas de seguridad en el trabajo.

Es decir, no podemos pasarnos al vestuario laboral si todavía no hemos tenido en cuenta la seguridad con las máquinas que vamos a utilizar o el espacio donde se va a realizar la obra delimitándolo con vallas por ejemplo.

 

Eligiendo el nivel adecuado de protección para la construcción

Una vez nos hemos ocupado de los asuntos iniciales más importantes en materia de seguridad, es el momento de analizar y determinar qué vestimenta y accesorios (EPP) son necesarios para trabajar con total seguridad en la construcción. Para ello, las siguientes preguntas nos pueden resultar útiles:

  • ¿A qué van a estar expuestos los trabajadores?
  • ¿Implican puestos distintos riesgos distintos?
  • ¿Cuánto tiempo van a estar expuestos a estos riesgos?
  • ¿En qué medida van a estar expuestos a ellos?

Las respuestas a preguntas de este tipo nos mostrarán qué equipos son los necesarios para cada caso.

 

Asegurémonos de que se usan adecuadamente

Una vez seleccionados los equipos de protección, debemos utilizarlos siempre en nuestro puesto de trabajo.

Para la gente que empieza es bueno recordar que aspectos como la talla son claves. Unas gafas de protección o un casco demasiado grande no cumplirá su función de protección. En el caso de los guantes que excedan nuestro tamaño de la manos pueden crear pliegues o dobleces que perjudiquen y resulten incómodos. De la misma manera, los que sean demasiado pequeños pueden apretarnos y dificultar la corriente sanguínea derivando así en la aparición de fatiga. Pequeños detalles que ya no sólo afectan a la seguridad sino a la productividad.

Si se tratan de herramientas o accesorios más complejos conviene proveer de una previa formación para su uso para que el trabajador tenga total conocimiento.

 

¿Usas algún tipo de equipamiento de protección especial en tu caso? Comenta y comparte con tu comentario.

 

Fuente: Veritas Consulting UK.